Elaborados especialmente para crear un ambiente positivo y despertar la creatividad de los infantes, las camas infantiles en forma de coche es la ilusión de todo niño que ya hace de su habitación un espacio interactivo donde pasa la mayor parte del tiempo, tanto para recrearse, como para dormir.  
camas infantiles en forma de coche
Cama-coche para despertar increíbles sueños 
 
Uno de los puntos más sugestivos para tomar en consideración la adquisición de una cama infantil en forma de coche es el estímulo que le aportas a la imaginación del más pequeño de la casa.  El niño comienza a sentir más confianza en si mismo y a tomar más en cuenta su habitación. Tanto para dormir como para jugar, será una experiencia única haciéndolo sentir como un verdadero campeón, además, ¿Quién no disfruta de ver a nuestros pequeños traviesos disfrutando de su mundo, de un mundo de ilusión? 
 
Características que debes saber de nuestras camas-coches
 
Las camas cuentan con una medida estándar (90 x 190 cm) brindándole todo el confort para que el chico pueda dormir con total tranquilidad sin que el diseño exterior influya en algo. 
Las camas coches son exclusivas tanto por  su gran similitud con un coche autentico a escala menor, como por la calidad de los materiales con la cual ha sido elaborado. 
Los precios son indiscutibles: los productos de muy buena calidad suelen ser por lo general muy costosos, los nuestros no. Utilizamos tecnología de primera para dar con perfectos acabados y lo lanzamos al mercado a precios accesibles.
Nuestros diseños cuentan con luces especiales 100% seguras para crear un concepto mucho más real y atractivo. Muchos modelos también poseen interfase de sonido para recrear el arranque del motor, el claxon y algunas melodías, haciendo la experiencia aun más real.
Contamos con un catalogo muy amplio en donde podrás conseguir variedades como: Ferrari,  Audi, Lamborghini, Astor Martin, entre otros divertidos diseños (en distintos colores y modelos). 
Los modelos inspirados en firmas exclusivas de deportivos le brindan al pequeño una verdadera experiencia dinámica ya que cuenta con ruedas realistas y puertas que se abren. 
 
Ya no será un problema que tu hijo vaya a la cama 
 
Además de sentirse orgulloso de querer lucir su habitación, también se sentirá inspirado en querer dormir en ella. Las camas infantiles en forma de coche son el equivalente a una casita del árbol, pero en su propia habitación. Sin duda alguna una bellísima experiencia para el niño que lo hará pensar en grande e imaginar increíbles aventuras.